Luego de ser elegido como presidente el Dr. Gustavo Petro, es mucho lo que se especula sobre una segura reforma tributaria, que presentaría el nuevo gobierno al congreso que inicia labores el próximo 20 de julio. Esta reforma debería ser debatida durante el segundo semestre de este año, con el objetivo de salir aprobada antes de terminar el año 2.022,   para que legalmente las nuevas medidas en materia tributaria, empiecen a regir desde el 1 de enero de 2.023.

El Dr. Petro como candidato, en el programa de gobierno oficialmente anunciado, fijó una meta inicial de recaudo de ingresos tributarios de $ 50 billones anuales adicionales, aunque ya elegido, algunos economistas y asesores cercanos al nuevo presidente, plantean que la cifra objetivo podría llegar a los $75 billones.

Es importante tener claridad sobre la necesidad de ese monto de recaudo para que el nuevo presidente pueda cumplir con el programa de gobierno oficializado. Al revisar este programa detenidamente, en cuanto a los objetivos de política económica a implementar durante los cuatro años, queda claro que son necesarios para poder cumplir e incluso podrían ser muchos más los recursos que exigiría ese programa de gobierno.

Esto conduce a una conclusión lógica, la reforma tributaria para el presidente electo Dr. Petro, no solo es absolutamente necesaria e imprescindible, sino que esta debe ser aprobada durante lo que resta del año 2.022, podría ser más drástica en objetivos de recaudos frente a lo planteado en el programa, pero de ninguna manera podría ser una cifra considerablemente menor.

Es por esta razón que antes de la posesión, su equipo se ha concentrado en lograr la mayoría suficiente para aprobar esta reforma tributaria en el nuevo congreso, pero además en forma simultánea crear en la opinión pública la sensación de estarse logrando un acuerdo nacional, que viabilice esta reforma con la menor oposición política, económica y social posible.  

Hoy el nuevo gobierno, para las leyes de tipo político, cuenta con amplias mayorías. Queda alguna duda, si en materia tributaria, en temas muy específicos, o en temas de tipo energético, ambiental, pensional o laboral, los congresistas individualmente puedan apartarse de las mayorías en el momento de votar. Hoy, los votos requeridos parecen suficientes, sumados los de los partidos que apoyaron al Dr. Petro, más los del Partido Liberal.

Para asuntos de reformas legislativas, en especial en temas tributarios, cada propuesta que genere polémica, debería ser analizada por cada congresista, bien sea escuchando opiniones de manera objetiva, o por una opinión muy personal o que atienda inquietudes de su región o de sus electores. De posiciones que no correspondan con las mayorías pactadas, podrían salvarse normas en temas muy específicos que generen controversia o indisposición en empresarios, en los ciudadanos o en los entes territoriales, o se podrían lograr algunas modificaciones que disminuyan impactos o logren períodos de transición o   hasta eliminar algunas de las normas propuestas.

Muy intensa ha de ser la labor que tendrá que asumir el sector empresarial privado, para no solo dar las alertas públicas sobre las posibles consecuencias de las medidas que se propondrán en la reforma tributaria, sino en dar a conocer de los congresistas los pros y los contras para la actividad económica y empresarial, de lo propuesto en la iniciativa gubernamental.

En este primer documento informativo sobre la tributaria, www.sisleco.com , presenta a los empresarios, a la academia y a la opinión, las que se consideran son las razones con detalles, por los cuales la reforma tributaria que se avecina va a ser imperativa y tratará de recaudar en impuestos más de los $50 billones planteados inicialmente.

En un segundo documento, que se divulgará pronto, se informará en detalle cuáles serían las propuestas específicas de la reforma que hasta ese momento se hayan anunciado.

Se recalca que para las decisiones en el corto y mediano plazo de ciudadanos y de empresarios, estos deben dar por sentado, que se viene una profunda reforma en impuestos y que esta efectivamente va a afectar e incidir en todo tipo de decisión en materia de inversión, por lo tanto, se tendrán cambios de alto impacto en la economía colombiana.

El presidente electo, según lo planteado en su programa de gobierno, necesita ingresos suficientes para implementar su ambiciosa política púbica. Estas políticas, requieren de mayor gasto e inversión pública. Algunas propuestas pueden ser beneficiosas o no para la sociedad en general, seguramente algunas sí lo serían, dependiendo de la forma como se esté considerando ejecutar los recursos. Otras, para gran parte del país seguramente no serán consideradas de manera positiva, por razones ideológicas o eminentemente prácticas, en cuanto pueden afectar los ingresos y las condiciones de operación de las empresas o la vida de las personas. 

Para el nuevo gobierno, las políticas públicas estarán a cargo, completamente o en gran parte, del estado. Están basadas en la teoría keynesiana de una alta intervención del estado en la economía, la cual requiere recursos obtenidos vía impuestos, o en su defecto, para poder implementar estas políticas económicas expansivas, tendrían que recurrir a la emisión, en un escenario internacional y nacional de alta inflación.

Estas serían 10 razones por las cuales la futura y próxima reforma tributaria necesariamente   será “muy fuerte”:

Dice el programa de gobierno “Colombia potencia mundial de la vida 2.022-2.026”, Gustavo Petro – Francia Márquez

  1. “Se creará un fondo para la transición energética con recursos de las regalías y aquellos provenientes de la eliminación de algunos beneficios tributarios al sector de los hidrocarburos, la minería de carbón y las hidroeléctricas”.

“Desescalamiento gradual del modelo extractivista. Emprenderemos un desescalamiento gradual de la dependencia económica del petróleo y del carbón. En nuestro gobierno se prohibirán la exploración y explotación de Yacimientos No Convencionales, se detendrán los proyectos piloto de fracking y el desarrollo de yacimientos costa afuera. No se otorgarán nuevas licencias para la exploración de hidrocarburos, ni se permitirá la gran minería a cielo abierto.” “..se fortalecerá el rol del estado en el despacho de energía eléctrica.”…” La extracción de las reservas actuales de combustibles fósiles se destinará al consumo interno”.

2. “Como herramienta estratégica de la reforma agraria, realizaremos el catastro multipropósito con base en el cual desincentivaremos el latifundio improductivo en tierras fértiles a través de impuestos y orientaremos la distribución equitativa de la tierra. Estimularemos el paso de la subutilización o uso inadecuado de la tierra para ganadería extensiva, hacia el uso de acuerdo con la vocación productiva, especialmente la producción agroalimentaria y la implementación de sistemas agrosilvopastoriles.

En aquellas subregiones estratégicas para hacer de Colombia una potencia agrícola, propondremos al propietario del latifundio improductivo activar la producción de sus terrenos, pagar los impuestos correspondientes, o en última instancia, venderlos al Estado para que este a su vez lo entregue a las comunidades rurales.

3. El alza obligada del impuesto predial urbano y rural:

“Transitaremos hacia el financiamiento de las entidades territoriales más allá de las regalías del extractivismo, a partir de recursos provenientes de la actualización catastral y el aumento de las tarifas que serán destinadas a la producción de bienes públicos de apoyo a la economía campesina local y regional y al desarrollo de programas sociales que mejoren las condiciones de vida de la población rural”.

4. “…se potenciará la banca pública de primer piso no solo como intermediaria financiera….., que junto al logro de economías de escala nos permitirán eliminar las barreras de acceso al crédito y prestar respaldo patrimonial frente a contingencias frecuentes asociadas al microcrédito. Se aprovechará la unificación de las diferentes entidades financieras del Estado bajo un mismo holding financiero, para lograr economías de escala, eficiencia administrativa y operacional, así como mayor impacto por cuenta de un patrimonio técnico más robusto. La integración de las entidades crediticias públicas en una sola implicará mayor capacidad de préstamo, menores costos administrativos optimizando procesos bajo el esquema de Multibanca al que se han plegado los bancos privados desde finales del siglo pasado. La banca pública potenciará sus nichos de clientes, mercados objetivos y líneas de negocio….”

5. “Promoveremos una política de compras públicas como instrumento del Estado para incentivar a empresas productoras y empleadoras radicadas en el país”. “El Estado en realizará compras de bienes y servicios a las organizaciones de la economía popular, mediante procesos de contratación directa y bajo criterios de transparencia y rendición de cuentas.”

6. El Estado como empresario: “Se revitalizará y los servicios la empresa SATENA, para interconectar las diferentes zonas del país. …. “Eliminaremos la tercerización y la intermediación privadas en los aspectos administrativos, técnicos y financieros en tareas esenciales del Estado.”

7. Aún no se dimensiona el valor de los recursos para este programa propuesto en materia de empleo público:  “…se implementará un programa que proporcionará empleo con un salario básico para quienes no pueden encontrar trabajo de otra manera. No será un programa de emergencia ni un sustituto del empleo privado, sino un complemento permanente del empleo del sector privado. …. El Estado actuará como empleador de última instancia ofreciendo empleo a quienes puedan y quieran trabajar, pero no encuentran empleo en el sector privado, beneficiando principalmente a las y los desempleados, jóvenes, mujeres, trabajadores informales, las economías populares y los territorios.”

8. Sobre alimentos, esto se asimila a los CLAPS de Venezuela:   “Alimentos a la casa: Asistencia alimentaria mediante entrega directa de mercados o bonos alimentarios según se trate de zonas rurales o urbanas y que tengan las condiciones para uno u otro mecanismo”.

9. Cambio total del sistema de salud actual hacia un sistema público:  “En nuestro gobierno garantizaremos el derecho fundamental a la salud a través de un sistema único, público, universal, preventivo y predictivo, participativo, descentralizado e intercultural, que no dependa de la capacidad de pago, la rentabilidad económica ni de la intermediación administrativa y financiera. Para lograrlo, impulsaremos la reglamentación de la Ley Estatutaria 1751 de 2015, en el marco de un gran pacto nacional por la salud y la vida. El sistema de salud será público y universal por lo que el acceso oportuno y de calidad a la prestación de los servicios no dependerá de la capacidad de pago para lo cual se avanzará a un sistema único sin regímenes contributivo y subsidiado financiado por impuestos progresivos y cotizaciones equitativas.”

10. En pensiones: Transitaremos hacia un sistema de pensiones unificado mayoritariamente público, complementario no competitivo, que garantice el derecho fuera del negocio, dejando atrás la incertidumbre y la desprotección de quienes habiendo aportado a la sociedad no reciben pensión.”

Próximamente www.sisleco.com, detallará cuáles serían las más fijas medidas propuestas en la reforma tributaria que el presidente electo Petro, necesitará pata financiar estos 10 programas y otros más, lo cual hoy todo indica solo se puede financiar con más impuestos o eliminando beneficios o exenciones tributarias.