www.sisleco.com informa que se tramita en segundo debate en el Senado de la República, el proyecto de ley No 181 de 2020, “Por el cual se prioriza los recursos de créditos agropecuarios al sector primario en Colombia y se dictan otras disposiciones”, el cual en sus artículos más relevantes propone aspectos como los siguientes:

  • Los Títulos de Desarrollo Agropecuario, que son una deuda que adquiere el gobierno nacional, para destinarlos a financiar proyectos del sector agropecuario, deberán ser dirigidos estos recursos en un 50% como mínimo a inversiones de micro y pequeños productores agrícolas.

El proyecto solo se refiere a recursos para el sector de la agricultura y nunca a otros sectores de la economía como se está insinuando en comunicados políticos.

  • Estas colocaciones de recursos de crédito, se deben hacer en un 80% en el sector primario, es decir en ´productores o cultivadores, ganaderos de leche o cafeteros, por ejemplo. Las actividades de comercialización o de intermediación, solo podrían obtener créditos del gobierno nacional de fomento al sector agropecuario, hasta máximo un 20%. Se priorizarán para su otorgamiento a los micros, pequeños y medianos productores.
  • El Fondo Agropecuario de Garantías, respaldará los créditos agropecuarios, que soliciten los pequeños productores y las empresas asociativas y comunitarias, que no puedan validar garantías en la banca comercial. El Fondo de Garantías Agropecuarias también respaldará los créditos que los micros y pequeños productores puedan obtener mediante plataformas tecnológicas (Fintech) y fondos de capital nacional.
  • Finagro adelantará programas de educación financiera a pequeños productores del campo, destinando para esto mínimo el 20% de las utilidades de esa entidad.  
  • Medianas y grandes empresas del sector agropecuario, que lideren cadenas productivas con micros y pequeños productores del agro, podrán obtener créditos para la cadena, siempre y cuando estos sean dirigidos a los micros y pequeños socios de la cadena, y además no cobren comisión por la gestión de estos productos.

Un ejemplo, una grande empresa de lácteos que lídere una cadena productiva con pequeños ganaderos, podrá fondear créditos que beneficien a los más vulnerables de la cadena y se incremente la producción de todos en el sector, generando mayor abastecimiento y compra garantizada por la líder de la cadena.  La ley autorizaría que se adelanten dos proyectos piloto, en zonas de baldíos que hoy no tiene producción agropecuaria, como en la altillanura del Vichada por ejemplo, ampliando la Unidad Agrícola Familiar, con el fin de estimular la inversión y evaluar si se obtienen resultados satisfactorios para la región y sus habitantes. Busca permitir que unos inversionistas se asocien con campesinos de la región y desarrollar proyectos agropecuarios que puedan beneficiar a la comunidad de territorios hoy no cultivados.