Sisleco.com informa que la próxima semana de Marzo, se someterá a votación en la plenaria de la Cámara de Representantes el proyecto de ley que elimina las corridas de toros en el territorio nacional.

Proyecto de Ley N° 410 de 2020 Cámara “Por la cual se eliminan las prácticas taurinas en el territorio nacional y se dictan otras disposiciones”.

Autores: Representantes Juan Carlos Lozada Vargas, Ángel María Gaitán Pulido, José Daniel López Jiménez, Edwing Fabián Díaz Plata, Inti Raúl Asprilla Reyes.

“Este proyecto de ley tiene por objeto avanzar en el reconocimiento de los animales como seres sintientes, sujetos de una protección constitucional y legal especial, a través de la prohibición de las prácticas taurinas en todo el territorio nacional, como expresiones de maltrato, crueldad y violencia.”

Es importante anotar, que este proyecto de ley de ser aprobado, acumularía solo dos debates en la Cámara y le quedarían faltando los dos debates en el Senado de la República, Estos tres debates deberían darse y votarse antes del 20 de junio del presente año, cuando culmina la legislatura. De no surtirse esos dos debates y la conciliación de ser necesaria, el proyecto se hundiría.

Aunque los tiempos son cortos, de aprobarse la otra semana y si se radica muy rápido la ponencia en Senado, podrían lograr aprobarlo durante ese tiempo, si logran obtener mayorías que apoyen la iniciativa.

El texto del proyecto, el cual encontrarán al final de esta comunicación, no contiene un período de transición adecuado, en caso de ser aprobada la prohibición, para que progresivamente se solucionen los problemas de carácter económico y social que se generarían para ganaderías, empleados y trabajadores de estas y de los festejos taurinos, de los mismos toreros, novilleros, banderilleros, picadores, subalternos y personas dedicadas a los festejos populares, así como de las personas que indirectamente se benefician con ventas de todo tipo en torno a las corridas y ferias taurinas.

Tampoco se tiene en cuenta que los entes territoriales dejan de percibir ingresos por impuestos y contribuciones que generan estas actividades.

Pero, tal vez lo más sensible, tiene que ver en el caso de Manizales, con el sostenimiento y operación del hospital que es propietario de la plaza de toros y que obtiene ingresos absolutamente necesarios para mantener su operación, lo que muy posiblemente lo conduzca a cerrar en todo o en parte sus servicios de salud, especialmente dirigidos tradicionalmente a la población infantil de la región cafetera.

El proyecto solo habla de 6 meses para que se instauren programas en favor de las personas que se pudieran perjudicar con la eliminación de las corridas de torosos y similares, de una manera muy vaga y que no implica una solución concreta sino muy etérea. 

Si se aprueba tal como se propone, se elimina la ley 916 de 2004, la cual creó el reglamento nacional taurino, quedando cualquier actividad relacionada como ilegal, informal o pirata, lo cual si sería mucho más propensa al maltrato animal.

El siguiente es el texto propuesto:

TEXTO PROPUESTO PARA SEGUNDO DEBATE AL PROYECTO DE LEY NÚMERO 410 DE 2020 CÁMARA “por la cual se eliminan las prácticas taurinas en el territorio nacional y se dictan otras disposiciones”

EL CONGRESO DE LA REPÚBLICA DECRETA:

Artículo 1. Objeto. La presente ley tiene por objeto avanzar en el reconocimiento de los animales como seres sintientes, sujetos de una protección constitucional y legal especial, a través de la prohibición de las prácticas taurinas en todo el territorio nacional, como expresiones de maltrato, crueldad y violencia.

 Artículo 2º. Ámbito de aplicación. Las disposiciones contenidas en la presente ley serán aplicables en todo el territorio nacional.

Artículo 3º. Prohibición. Se prohíbe el desarrollo de las actividades de corridas de toros, novilladas, becerradas, rejoneo y tientas.

 Artículo 4. El Gobierno Nacional, en el marco de sus competencias, tendrá un plazo de seis (6) meses contados a partir de la expedición de la presente ley para garantizar programas efectivos de reconversión económica de las personas que se dediquen a las actividades de las que trata el artículo 3.

Parágrafo. Será competencia del Gobierno Nacional a través del Ministerio de Cultura, promover programas culturales públicos y gratuitos, que permitan el buen provecho de la infraestructura de los escenarios taurinos, denominadas plazas de toros.

Artículo 5º. Vigencia. La presente ley rige a partir de la fecha de su expedición y deroga la Ley 916 de 2004, Reglamento Nacional Taurino, así como las expresiones “rejoneo, corridas de toros, novilladas, becerradas y tientas”, contenidas en el artículo 7 de la Ley 84 de 1989.