Luego de ser conciliado el proyecto de ley por el Senado de la República y la Cámara de Representantes, el presidente de la República sancionó la Ley No 2213 del 13 de junio de 2.022.

Con ocasión de la pandemia, el gobierno nacional expidió el Decreto Legislativo 806 de 2.020, con el fin de adoptar medidas para que se implementaran las tecnologías de la información y las comunicaciones, en las actuaciones judiciales, y así gracias a la virtualidad no se paralizara el servicio de justicia.

Tal como lo expreso el editorialista de El Tiempo, “las restricciones que trajo la pandemia de       Covid, dejaron algo muy positivo para esta rama (justicia): la digitalización de audiencias y expedientes. …. La justicia entró en una dinámica en la que ya no hay vuelta atrás.”.

Con seguridad, la mayor parte de los procesos administrativos y civiles se seguirán realizando mediate audiencias virtuales. Según el texto aprobado para los procesos penales, serán los jueces y magistrados quienes determinen si las audiencias son virtuales o presenciales. Durante el trámite del proyecto de ley, la Corte Suprema mediante concepto dado las plenarias, hizo ver la complejidad en la valoración de pruebas y la toma de algunos testimonios, los cuales podrían presentar circunstancias específicas, haciendo insalvable la toma de estas de manera presencial.

La pandemia, la práctica de la virtualidad durante esta y esta nueva ley, van a permitir consolidar el proceso de digitalización de la justicia en Colombia, algo absolutamente necesario para poder avanzar en celeridad y eficiencia, lo cual podría recuperar la confianza de los ciudadanos en la administración de justicia, hoy caracterizada por la lentitud y la no resolución de procesos en tiempos prudenciales.

       Adjuntamos texto de la ley 2213 de 2022