Existe gran expectativa por las políticas en materia energética que implementará el nuevo presidente Dr. Gustavo Petro. Ya están los anuncios en el plan de gobierno que oficializó en la campaña, y con seguridad a partir del 20 de julio cuando inicie labores el nuevo Congreso de la República, se radicarán proyectos de ley en esta materia por miembros de los partidos que lo apoyaron para ir consolidando su estrategia para el sector energético.

El gobierno actual ha adelantado una política de transición energética que muestra resultados, los cuales deben ser tenidos en cuenta por el gobierno que llega y por los congresistas que tramitarán las iniciativas del nuevo gobierno. El actual ministro de Minas y Energía, Dr. Diego Mesa, sintetiza estos avances: «Este proceso lo hemos materializado a través de diferentes instrumentos de política pública, como el Plan Nacional de Desarrollo 2.019-2.022, el cual mejoró los incentivos incluidos en la ley 1715 de 2.014 y niveló la cancha para hacer el sector más atractivo a nuevas empresas e inversionistas, la Ley de Crecimiento que creó beneficios tributarios para las industrias intensivas en uso de capital, un exitoso e innovador programas de subastas para la asignación de proyectos de energías renovables no convencionales, y la Ley 2099 de 2.021, de Transición Energética que introdujo mejoras adicionales a los inventivos de la Ley 7115 y extendió esos beneficios a nuevas tecnologías como el hidrógeno de cero y bajas emisiones, la geotermia, el almacenamiento de energía, la medición inteligente y la gestión eficiente de energía”. (El Tiempo, 30/06/2.022).

Si se revisa el programa de gobierno, “Colombia potencia mundial de la vida 2.022-2,026, Gustavo Petro-Francia Márquez”, en los temas minero energéticos hace anuncios, que necesariamente implican cambios normativos, nuevas leyes y reformas:

  •  “Nuestro gobierno sentará las bases de esta transición mediante un desescalamiento gradual del modelo extractivista y garantizando la confiabilidad y estabilidad del sistema energético…”
  • “Buscaremos la financiación de la descarbonización de las economías que nos permita obtener compensaciones por dejar enterradas las reservas de carbón y petróleo y establecer una política tributaria justa y progresiva acudiendo al enfoque de justicia climática”….
  •  “No se construirán más hidroeléctricas de embalse”…
  • ” Se impulsará la sustitución de las plantas termoeléctricas por sistemas de almacenamiento o fuentes renovables y se fortalecerá el rol del estado en el despacho de energía eléctrica, con el fin de garantizar la confiabilidad y estabilidad del sistema eléctrico del país asociados a la variabilidad y el cambio climático”.
  • “Desescalamiento gradual del modelo extractivista. Emprenderemos un desescalamiento gradual de la dependencia económica del petróleo y del carbón. En nuestro gobierno se prohibirán la exploración y explotación de Yacimientos No Convencionales, se detendrán los proyectos piloto de fracking y el desarrollo de yacimientos costa afuera. No se otorgarán nuevas licencias para la exploración de hidrocarburos, ni se permitirá la gran minería a cielo abierto. Respetaremos las decisiones democráticas de las consultas populares.

En materia tributaria frente al sector, se plantea.

  • Desmontaremos gradualmente aquellos beneficios tributarios que sin debida justificación económica y social introducen graves distorsiones a la competencia, incentivan la extracción minero-energética y privilegian primordialmente a, o son utilizados mayormente a su favor por, personas naturales y jurídicas de altos ingresos y patrimonio.
  • Se creará un fondo para la transición energética con recursos de las regalías y aquellos provenientes de la eliminación de algunos beneficios tributarios al sector de los hidrocarburos, la minería de carbón y las hidroeléctrica”.

Claramente se observa que el nuevo gobierno necesitará de profundas reformas legales, para poder implementar su política energética. Se revisarán las exenciones o beneficios tributarios que se han establecido para fomentar las inversiones nacionales y extranjeras, así como las que buscan promover inversiones en la transición energética. Seguramente se legislará para el desmonte en 15 años de la economía petrolera que ha anunciado el Dr. Petro y el proyecto de Plan Nacional de Desarrollo contendrá estas transformaciones estructurales a las que aspiran llegar.

ww.sisleco.com , estará atento a los proyectos de ley que en esta materia se radiquen, hará seguimiento permanente al trámite de estos, y podrá informar a sus suscriptores, en forma oportuna de cada paso que den esos proyectos de ley, las modificaciones que se presenten y que se aprueben o nieguen, así cono de los conceptos que sobre estos emitan las entidades del estado, los gremios del sector, las empresas y asociaciones relacionadas con la energía y de la academia.

Esta información es vital para la toma de decisiones en el sector energético, ya que las expectativas son grandes frente a un cambio profundo en esta materia propuesto por el nuevo presidente.